El durazno es una fuente de minerales como el fósforo, magnesio, manganeso, cobre, yodo y hierro. También es rico en fibra, carbohidratos, y vitaminas A, C y el complejo B. Cada 100 gramos de durazno Proporciona un promedio de 51,5 calorías.

Se recomienda el durazno para mantener el buen funcionamiento del intestino, para combatir el reumatismo y para evitar problemas de la piel y del sistema nervioso.